dethemedetheme

by Javier Rumego

La idea era cambiar mi página web de escritor en un par de semanas. La imagen de la antigua web no era mala, de hecho creo que estaba bastante bien para lo que se puede ver en el sector literario, pero quería darle una vuelta de tuerca tanto visual como de estructura. Supongo que mi faceta de ilustrador me golpeaba la cabeza como un tambor en tiempos de guerra.

 

Lo que iban a ser unas pocas semanas, se convirtieron en meses, casi un año; el tiempo es un animal hambriento que nunca se sacia. Podría dar una colección de excusas y pedir mil perdones, pero no nos llevaría a ningún sitio, y a mí personalmente me genera bastante hastío cuando veo un carrusel de justificaciones que no hacen más que restarse importancia entre ellas. Digamos, simplemente, que a veces la vida manda (si es que no lo hace siempre).

 

De haber sabido lo que iba a pasar, evidentemente, no habría borrado la antigua web antes de terminar ésta. Pero no lo sabía. El resultado ha sido casi un año sin página web, sin publicar, sin crear contenido. La plataforma de escritor y mi visibilidad, a la mierda. A duras penas he mantenido mi “marca” de escritor a través de las redes sociales, haciendo apariciones muy de vez en cuando, perdiendo el poco público que tenía, manteniendo tan sólo a unos pocos fieles; volviendo al desierto.

 

Me siento como el soldado que sobrevive a la batalla y llega malherido a un hogar en llamas. Sólo quedan ruinas, árboles muertos y un pozo seco. En esos casos, poco puedes hacer más que tumbarte en una sombra y esperar a morir o a que sanen las heridas. En mi caso las heridas fueron cicatrizando. Poco a poco encontré tiempo y ganas para restablecer el hogar. El pozo vuelve a tener agua, los árboles están creciendo y la casa se ve más bonita que nunca. Aún estoy muy lejos de construir un oasis, pero la vegetación empieza a ganarle terreno a la arena.

 

Cuando las heridas apenas te permiten moverte, al igual que sucede con los presos, te dejan mucho tiempo para pensar. En los últimos meses me veía trazando un plan, con Edmund Dantes susurrándome palabras al oído bajo el cobijo de la noche.

 

Ahora, tras varias volteretas y un montón de cambios en mi vida, me encuentro asentado en otro país, en otro continente, con tiempo para organizarme y las ideas claras.

 

Manifiesto de intenciones

El lavado de cara de la web ha sido total. El aspecto visual está mejor trabajado, los colores son más acertados y la navegación más amigable. Pero al igual que pasa con las personas, lo realmente importante es el contenido.

 

Quiero que las personas que visiten la web tengan un amplio contenido con el que disfrutar. A parte del blog y de los capítulos gratis de mi novela En el Laberinto, que ya teníais en la web anterior, he añadido dos secciones en las que tengo puestas muchas ilusiones: Relatos cortos y Recomiendo Leer.

 

Pero vayamos por orden. Antes de nada, empezaré por explicarte los cambios en el funcionamiento de la web y en especial del blog.

 

La web

La web es de diseño sencillo, con un menú superior y una página de inicio desde donde puedes navegar a cualquier contenido de la web. Visual, amigable y con cierto contenido como le gusta al Gran Ojo, ósea, a Google.

 

En el laberinto

En la opción En el laberinto puedes ver información sobre mi novela, tal como el prólogo, la sinopsis, opinión de los lectores y tres capítulos totalmente GRATIS en los que te invito a entrar En el laberinto.

 

Biografía

Te explico un poco quién soy y en qué momento se me soltó el tornillo para querer dedicarme a la escritura. También verás una fotografía mía; sonriendo, por supuesto, que dicen que es importante.

 

Entrevistas

En esta sección podrás ver todo lo que se ha dicho de mí en distintos medios: entrevistas, reseñas, premios literarios y esas cosas.

 

Blog

En el blog mantengo los artículos antiguos. Algunos de ellos los he modificado ligeramente para darles un lavado de cara y actualizarlos a los tiempos que corren; el SEO y esas cosas. Porque sí, el SEO es importante. Encontrar el termino medio entre literatura y SEO puede ser un dolor de muelas, pero también un juego interesante. Hay escritores que no quieren oír hablar del SEO ni nada que tenga que ver con el posicionamiento web. Pero hoy en día es imposible querer tener visibilidad como escritor sin entrar en el juego.

 

Internet es la herramienta más poderosa que tenemos los escritores que estamos empezando, seamos independientes o tengamos una todopoderosa editorial a nuestras espaldas. Todos queremos darnos a conocer y tener visibilidad en Internet. Sin duda, esto da para un artículo. Muchos escritores se quejan de todo lo que tenemos que hacer más allá del mero hecho de escribir: marketing, publicidad, gestionar una web, un blog y las redes sociales, estás últimas son como agujeros negros que se comen el tiempo. En este caso podemos llorar o ponernos a trabajar, como dice la escritora Lluvia Beltrán en este artículo. Pero al fin y al cabo, todos los que estamos aquí escribimos para que nos lean, y eso da para otro tema, concretamente para el siguiente, que será dentro de 15 días.

 

Y sí, esa es otra de las decisiones que he tomado respecto al blog: la frecuencia de las publicaciones.  Como te decía antes, he tenido mucho tiempo para pensar y trazar una estrategia que pueda cumplir. Ya sé que publicar contenido con mayor regularidad es bueno para el SEO, para ganar visibilidad y esas cosas, pero con las nuevas secciones y el tiempo que me va a quitar volver a ganar visibilidad como escritor (a parte de escribir mi próxima novela), me es del todo imposible escribir un artículo cada semana con un mínimo de calidad. Quince días por artículo es completamente viable. Aquí no valen excusas, hay que cumplir escrupulosamente el plan trazado.

 

La temática de los artículos girará siempre en torno a los libros, la profesión de escritor y mi experiencia en esta selva de la literatura. No pretendo escribir manuales de cómo publicar un libro en Amazon, ni de cómo gestionar tu plataforma de escritor. Para eso y para mucho más hay blogs con bastante más recorrido, más conocimientos y más recursos de los que yo dispongo, como pueden ser las páginas de Sinjania, El escritor emprendedor, o Marketing online para escritores.

 

Lo que en realidad busco con esta nueva web son lectores. Gente interesada en lo que hago y en mi literatura. Personas dispuestas a invertir su tiempo en mis letras. Lo que habitualmente se llama mi público objetivo. Un publico fiel, al que trataré de no decepcionar.

 

La extensión de los artículos del blog es otra cosa a la que le ha dado muchas vueltas. No me voy a encorsetar en un número mínimo de palabras. Los artículos tendrán la extensión que exija el tema a tratar. Los habrá más largos y los habrá más cortos. Ya sé que a Google le gustan los post extensos, pero no tengo intención de escribir artículos de cinco mil palabras si no son irremediablemente necesarias. Como decía más arriba, tendré muy en cuenta el SEO pero no a costa de la literatura. “En el termino medio está la virtud” decía Aristóteles.

 

Aún así, si eres escritor o quieres serlo y te gustan los artículos extensos y llenos de información realmente útil, te recomiendo que te pases por la web de Gabriela literaria donde encontrarás muchísima ayuda de gran calidad.

 

Y así llegamos las secciones nuevas de la web.

 

Relatos Cortos

Como puedes imaginar la sección Relatos Cortos habla por sí misma. En esta sección encontrarás relatos de temática variada. Ya, ya sé que eso de temática variada y público objetivo se lleva peor que unos ex malavenidos. Pero si ya has leído mi libro En el laberinto te habrás dado cuenta de que mi novela no se sitúa fácilmente en ningún género, y si aún no la has leído, ¡no sé a qué estás esperando! Puedes conseguirla aquí, o si lo prefieres, puedes leer TOTALMENTE GRATIS los primeros capítulos aquí, sin salir de la web.

 

La sección vé la luz con tres relatos cortos que puedes leer TOTALMENTE GRATIS. Así, porque sí, porque quiero que me leas. Actualmente es fácil encontrar en Amazon libros de relatos cortos de autores independientes. Es una buena fórmula para crear rápidamente un catálogo de libros con el que ganar o fidelizar a un público objetivo, y por lo tanto ganar visibilidad como escritor.

 

La mayoría de los que nos dedicamos a esto de contar cuentos tenemos una colección más o menos amplia de relatos cortos, guardados en algún cajón del disco duro. El proceso de publicar este tipo de libros puede ser realmente rápido. Con esto no quiero decir que la calidad de estos libros no sea buena, ¡ojo! Nada más lejos de mi intención. Me costa que la mayoría de los escritores que publican estos libros de relatos se gastan un buen dinero en correcciones de estilo y correcciones ortotipográficas, portadas, marketing y otros menesteres.

 

Es muy habitual pensar que un libro de relatos cortos es una obra menor a una novela, y sinceramente no tiene porqué ser así. Personalmente, soy un enamorado de los relatos cortos y de los cuentos. Podemos encontrar libros, que son verdaderas joyas, con colecciones de relatos cortos y cuentos de genios de la literatura de la talla de Julio Cortázar, Jorge Luís Borges, Raymond Carver, Antón Chéjov, James Joyce, Charles Bukowski, Ernest Hemingway, Edgar Allan Poe y otros muchos.

 

Estuve mucho tiempo pensando en publicar yo también un libro de relatos. Finalmente decidí salirme del camino, alejarme de la manada. Sinceramente prefiero que los leas TOTALMENTE GRATIS. Como te he dicho antes, lo que quiero es tu tiempo. Quiero que me leas, que te guste lo que hago. Quiero meter el veneno de mi tinta en tus venas; tatuarte el alma. Al ser temáticas variadas encontrarás algún relato de tu género favorito. Y si te gusta como escribo es una buena ocasión para que descubras otras temáticas. La sección irá ampliándose sucesivamente. El último viernes de cada mes añadiré un relato corto inédito.

 

Recomiendo leer

Es la otra gran novedad de la web. Quiero dejar claro que no pretendo hacer una sección de reseñas, ni explicar de qué trata un libro. Tan sólo voy a recomendar libros que he leído y que tienen como único nexo en común mi criterio personal.

 

Siempre he sentido mucha curiosidad por saber qué libros leen o leyeron mis escritores favoritos. Si tú tienes curiosidad por saber lo que leo y lo que me gusta, esta sección es perfecta para ti.  Si estás en ese momento (todos hemos estado así alguna vez) que no sabes qué libro leer, en esta sección encontrarás recomendaciones que seguramente te resulten muy interesantes.

 

Contacto

Por último, si te has dado una vuelta por la web, quizá te haya extrañado que no te haya salido una ventanita diciéndote que te suscribas a mi newsletter. No te creas que no le he dado vueltas a este asunto. Si te fijas bien, en mi web no encontrarás ningún formulario de subscripción, ni tampoco una opción para que me envíes mensajes por e-mail, ni tan siquiera podrás hacer comentarios en los artículos del blog.

 

Probablemente, si leen esto los, antes mencionados, compañeros de Sinjania o Ana González Duque, se tiren de los pelos y a mí me dejen sin orejas.

 

Como muchos sabréis en mayo de este año 2018, la Unión Europea, en su esfuerzo por hacernos creer que nuestra privacidad está segura al navegar por internet (esto da para otro artículo del blog, o para una novela…🙄🙄), cambió la ley de privacidad; para abreviar, la dichosa GDRP, dándonos más de un dolor de cabeza a los propietarios de blogs y pequeños sitios webs. Cuando cambió la ley yo estaba en mi desierto, cobijado por una pequeña sombra, cuidando mis heridas. Lo he pensarlo muy detenidamente.

 

Tomar esta decisión no es sólo por el cambio de la ley. De hecho, en mi caso apenas cambia nada. Esta web ha tomado todos los controles de seguridad y cumple estrictamente con la ley vigente. Pero me ha hecho pensar. ¿Realmente es tan importante la lista de suscriptores? Otra vez imagino a mi apreciada Ana González Duque tirándose de los pelos, o a Gabriela literaria diciéndole a la pantalla de su ordenador «¿pero este tío no ha leído nada de lo que he escrito?». Y sí, sí que os he leído. Pero no sé, quizá es que me siento más cómodo caminando en dirección contraria. Quizá más adelante me pase como a Robert Frost en su poema The Road Not Taken y me diga ¿por qué no fui por el camino que tenía las hojas pisadas? Pero por ahora, me la juego.

 

No voy a restarle importancia a la lista de suscriptores, no soy tan descerebrado. Eso de tener en tu ordenador una lista tuya y sólo tuya, que guardas como el cofre del tesoro custodiado por un dragón celoso, está muy pero que muy bien. Las campañas de marketing y todas las cosas que se pueden hacer con ellas son muy interesantes. Pero pienso en la cantidad de emails que recibo a la semana que no abro por falta de tiempo, por pereza, por aburrimiento o por saturación. De todos los correos electrónicos que me llegan rara vez abro uno. Y creo que como yo hay mucha gente.

 

No quiero invadir tu buzón de correo. A través de las redes sociales se pueden hacer campañas de marketing tan efectivas como con las listas de suscriptores. La ventaja es que son menos invasivas. Prefiero que seas tú quien me sigas a través de las redes sociales. Que decidas qué te interesa y qué no. A tu ritmo y con el buzón de correo a salvo.

 

Si de verdad te gusta lo que hago, cómo escribo y quieres estar informado de mi actividad, de mis publicaciones y de todas las novedades que tengan que ver con mi trabajo, puedes ir a la sección de contacto y darle a cualquiera de los iconos que encontrarás allí para seguirme en las redes sociales de Facebook, Twitter o Instagram (o todas juntas). A través de estas redes podrás escribirme, comentar los artículos, valorar los relatos y lo que quieras. De verdad, estaré encantado de responder a todas tus preguntas y a comentar contigo lo que quieras.

 

Y por si aún no te lo he dicho, bienvenido a mi web.

 

Todos los textos que aparecen en esta web son propiedad de ©Javier Rumegó.

Si te ha gustado, ¡COMPARTELO!

Sígueme en las redes sociales y lo comentamos

 

 

JRumego1501
About JRumego1501
Vida nueva, Blog nuevo