dethemedetheme

by Javier Rumego

El retrato de Dorian Gray pertenece a esa categoría de libros universales que traspasan la frontera de sus páginas. Actualmente es difícil encontrar a alguien que no haya oído hablar de Dorian Gray, aunque no le gusten los libros. Se han hecho versiones de la novela tanto para teatro como para cine. Su personaje ha sido representado en multitud de ocasiones y es un icono universal.

 

Esta obra fue la única novela publicada por uno de los genios de la literatura más elegantes. Oscar Wilde tenía una calidad impecable y un ingenio más afilado que la espada de Isildur.

 

Terror gótico clásico

El retrato de Dorian Gray es uno de los últimos relatos de terror gótico clásico que se publicaron. Wilde nos mete dentro de una escalofriante historia sin necesidad de fantasmas, muertos vivientes, ni otros monstruos más allá de los propios vicios y bajezas del ser humano. La humanidad es el peor monstruo de todos. Ni tan siquiera aparece el demonio para tentar al protagonista, no hace falta. El encantamiento de Dorian Gray es sólo consecuencia de sus más fervientes deseos.

 

Durante años se ha creado la idea de que Dorian Gray vendió su alma al diablo para permanecer siempre joven. Esta idea ha perdurado hasta nuestros días. En este mundo actual, donde parece que nos gusta que nos metan la comida ya masticada en la boca, es más fácil creer esta historia que coger el libro y descubrir todo lo que esconde en su interior (que es mucho). La historia de El retrato de Dorian Gray ha sido contada tantas veces que en algunos puntos se ha desvirtuado simplificándolo todo a un nuevo trato con el diablo.

 

El retrato de Dorian Gray es mucho más que eso. Es una crítica brutal a la sociedad con la que Wilde tuvo que convivir, no muy diferente a la nuestra. La maldición es consecuencia de un deseo interno, algo que podríamos desear cualquier de nosotros en cualquier momento. Es fascinante la elegancia con que lo hizo y mucho más aterrador que un demonio jugando al juego de siempre.

 

El retrato de Dorinan Gray contiene los vicios de la humanidad

Wilde pone de manifiesto los pecados del ser humano. La novela habla del narcisismo, del hedonismo, de la superficialidad que ahora está tan de moda. Nos hace plantearnos qué cosas seríamos capaces de hacer si quedáramos impunes. Nos habla de la belleza, especialmente de la belleza eterna, de la elegancia, del miedo a perderla, del miedo a conservarla, del odio, del placer más absoluto sin límites ni barreras.

 

La novela no es muy extensa. En realidad es más bien corta y se lee de una tirada. Encontrarás frases como cañonazos. De esas que a veces encuentras una o dos en una novela que hace que ya haya merecido la pena. En este caso todo el libro está repleto de ellas. Te hará pensar y también desear en lo más profundo de tu alma algo que no se puede contar.

 

Una novela especialmente visual

La ambientación es magnífica. Se puede decir que los libros tienen un color, una tonalidad. Cada vez que pienso en El retrato de Dorian Gray veo imágenes en blanco y negro, salpicadas por momentos de colores brillantes y saturados. Recuerdo imágenes en mi cabeza como si hubiese visto alguna fotografía. La visión de la casa del protagonista por la noche es como una ilustración en blanco y negro rota por la luminosidad de una ventana iluminada. Es un libro tremendamente visual. De hecho, El retrato de Dorian Gray tiene una cosa muy poco común, y es que incluso habiendo visto con anterioridad alguna de sus versiones cinematográficas, comprobarás que tu imaginación no queda afectada. Podrás imaginar con claridad tus propias escenas y protagonistas.

 

Personalmente creo que Oscar Wilde trato de ir más allá. Sinceramente pienso que quiso guardar dentro de su libro todos los pecados de la sociedad contemporánea de la misma manera que los pecados del protagonista quedan encerrados, y visibles, dentro del cuadro.

 

Si aún no la has leído te sugiero que lo hagas. Descubrirás que la historia no es como te la habían contado. Además encontrarás un gran número de sorpresas escondidas en sus páginas, pero eso sí, ¡cuidado con lo que deseas!

 

JRumego1501
About JRumego1501
El retrato de Dorian Gray – Oscar Wilde