dethemedetheme

by Javier Rumego

Paseaba con mi mujer, por aquel entonces novia, por el paseo marítimo de un pueblecito de la provincia de Cádiz, cuando caí por casualidad en una de esas típicas casetas que venden libros. Había un gran número de libros de bolsillo a un precio ridículo. No me pude resistir y me llevé conmigo El diario de Ana Frank, Romancero Gitano y éste del que os quiero hablar hoy, El viejo y el mar de Ernest Hemingway, todo ello por 10€, si la memoria no me falla. Dedicado para los que dicen que la literatura es cara y para los que se dedican a piratearla.

 

Fue el primero de los tres que me leí. Lo hice en las playas de Cádiz, escuchando el mar, oliendo y saboreando su aroma. Salvo las costas de Cuba, no podía tener mejor escenario para leerlo.

 

El viejo y el mar es un libro extraordinario.

Fue escrito por Ernest Hemingway. Por el que recibió el Premio Pulitzer de Literatura en el año 1953. Un año después se le concedió el Premio Nobel de Literatura por toda su obra.

 

El viejo y el mar fue su última gran obra de ficción y probablemente su trabajo más famoso. Al igual que la novela de la que os hablaba hace unas semanas, El extranjero de Albert Camus, El viejo y el mar es una novela corta, de poco más o menos 100 páginas, pero cargada de literatura.

 

Se lee de un plumazo. El escritor emplea un lenguaje sencillo pero con la fuerza devastadora que dan los años. Encontrarás frases y reflexiones contundentes. Sin grandilocuencia ni querer convencer ni adoctrinar a nadie.

 

Hemingway nos sube a la barca de Santiago, a quien todo el mundo le llama El viejo. Con él nos adentraremos en el mar y lucharemos a muerte con un soberbio pez y otros peligros.

 

Santiago es un personaje entrañable, real, que podría ser cualquiera de nosotros en un momento determinado de nuestras vidas. Hemingway decía que él no creaba personajes sino personas. ¡Y vaya que lo hacía! El viejo es una persona cargada de años y experiencia, “todo en él es viejo salvo sus ojos”. Con el aprenderás sobre la mar, pero sobre todo sobre la vida.

 

El viejo y el mar es una gran metáfora sobre la lucha del ser humano con la naturaleza, contra sus elementos y contra el enemigo más letal, el tiempo. Hemingway pone de manifiesto lo diminuto que es el ser humano en comparación con la naturaleza, especialmente cuando ésta se desata. Pero también habla de la determinación del ser humano a plantar batalla. Nos habla del espíritu humano, de la capacidad de superación y de la determinación de no rendirse nunca. También nos habla de la lealtad, del amor y del respeto.

 

Hemingway fue una de esas personas a las que les gusta sentir el sabor de la adrenalina en la boca. Fue un hombre que vivió grandes experiencias, muchas de ellas crueles y violentas. Todo eso se refleja en esta novela. Como aquel viejo que reflexiona, con la objetividad que da el paso del tiempo, sobre lo que le ha tocado vivir.

 

Es una novela muy recomendable. Y yo te recomiendo que, si puedes, la leas con el sonido del mar de fondo.

 

JRumego1501
About JRumego1501
El viejo y el mar – Hernest Hemingway