dethemedetheme
recomiendo leer la casa entre el sorgo

By Javier Rumego

La casa entre el Sorgo

La Casa entre el Sorgo es una deliciosa novela escrita por Joan Roure, un escritor desconocido para el gran público, pero con un muchísimo talento. La Casa entre el Sorgo es un claro ejemplo de buena novela alejadas de los grandes sellos editoriales.

 

Realismo mágico lleno de numerosos ingredientes

Estamos ante una novela que se enmarca dentro del realismo mágico. El escritor corre más de un riesgo al desarrollar esta obra, donde encontraremos cambios de narrador y saltos temporales. Sin embargo la buena pluma del autor hace que todo funcione realmente bien.

 

Estamos ante una historia de amor e intriga, que habla de muchas cosas: de las relaciones agotadas y del miedo a cerrar el círculo; el amor, por supuesto; el arte; la avaricia; la ambición y los imposibles. Todo con habilidad y en su justa medida.

 

Joan Roure, a través del arte de la pintura, crea un relato que pasa de intimista, a mágico con tintes de novela negra. Como decía es una novela arriesgada, complicada de desarrollar y sin embargo, da la sensación que el escritor lo consigue con facilidad. Por mi parte agradezco mucho este tipo de literatura, siempre y cuando, claro está, el resultado sea óptimo.

 

Disfruta de la Belle Époque

La acción transcurre principalmente entre la Barcelona actual y el París de principios del siglo XX. El autor nos sumerge sobre todo en ese París bohemio, lleno de artistas, intelectualidad y vida nocturna, teniendo como máximo exponte de esto último al Moulin Rouge. La ambientación es buena y se percibe una complicidad del autor con la capital francesa y aquellos tiempos donde las calles transpiraban arte y algo etéreo e indescriptible que poco a poco vamos perdiendo.

 

Una novela de estilo agradecido

El estilo de Joan Roure es ligero, armonioso y tiene una enorme habilidad para que las palabras se deslicen entre las hojas. La Casa entre el Sorgo se lee con facilidad gracias a la trama, al ritmo y también al estilo.

 

Si bien es cierto que la calidad de la prosa es muy buena, he encontrado alguna irregularidad en ciertos diálogos. Poca cosa en realidad, pero hubo momentos que sentí algunos diálogos, en momentos puntuales, ligeramente guiados que le restaban algo de credibilidad. En cualquier caso, nada que impida recomendar una obra llena de virtudes.

 

Una mezcla de realidad y fantasía a través del Arte

Joan Roure nos mete en una historia que mezcla realidad con fantasía de un modo que parece creíble. Dar saltos temporales y espaciales a través de una misteriosa obra de arte parece algo normal, que bien podía haber pasado realmente. Conseguir esto es un gran logro por parte del autor.

 

Lo trama empieza en el día a día, con relaciones cotidianas, con sus virtudes y sus problemas. La aparición de una enigmática y carismática mujer hace girar la historia. El autor va introduciéndonos en su mundo, poco a poco, con la sensación de saber qué algo raro está pasando pero sin saber exactamente qué es. Me encanta dejarme llevar por este tipo de lecturas, donde sabes que el escritor está jugando con nosotros. Joan Roure mantiene muy bien esa tensión, dosificando la información y enseñándonos la zanahoria a su antojo para que sigamos avanzando.

 

Encontrarás más de un giro interesante y alguna sorpresa al final de esas que se disfrutan. La novela podía haber acabado de muchas maneras y termina como tenía que hacerlo.

 

La Casa del Sorgo es una novela muy interesante, sin nada que envidiar a ninguna novela con un sello editorial de primer nivel a sus espaldas. Una novela que estoy encantado de recomendarte. Espero que te animes y que la disfrutes.

 

opinion el señor de los anillos

By Javier Rumego

El Señor de los Anillos

Ya que la semana pasada os hablé del El Hobbit, voy a aprovechar el impulso para hablaros en esta ocasión de El Señor de los Anillos, la que es considerada como la obra maestra del escritor británico J. R. R. Tolkien.

 

Quien diga que segundas partes nunca fueron buenas es sencillamente porque no ha leído El Señor de los Anillos. Tolkien se desdobla en esta continuación de El Hobbit, creando algo único e inmenso. Si bien es cierto que El Hobbit o El Señor de los Anillos se pueden leer de manera independiente, ambas novelas forman parte de lo que el propio Tolkien definió como cuentos legendarium, donde también podemos englobar el Silmarillion y Los Hijos de Hurín.

 

El buen trabajo de una editorial

Para ese movimiento de gente que reniega de las editoriales, hay que decir que El Señor de los Anillos no existiría de no haber sido porque la editorial Stanley Unwin no dejó de insistir a J. R. R. Tolkien para que escribiera una continuación de El Hobbit, debido al éxito que esta obra había tenido. Tolkien no estaba muy interesado en escribir esta continuación, pero al final cedió ante la insistencia de la editorial. Escribir El Señor de los Anillos, Apéndices incluidos, le llevó 10 años de su vida.

 

La idea original era muy diferente

Lo que mucha gente no sabe es que Tolkien empezó a escribir El Señor de los Anillos como una continuación inmediata de El Hobbit, donde el protagonista volvía a ser Bilbo Bolsón. Según iba avanzando, el Anillo Único fue ganándo terreno, como si de verdad poseyera un extraño poder. El Anillo se hacía con el libro y la historia se volvía más oscura, más adulta.

 

En algún momento, el escritor fue consciente que Bilbo no podía seguir siendo el protagonista principal. Avanzó uno cuantos años y le pasó el relevo a Frodo, su sobrino. Sin embargo, Frodo tampoco se consolida como el protagonista destacado de la historia. Comparte protagonismo con Gandalf, Aragon, Gollum o el propio Anillo. Tolkien decidió hacer uso de todo el universo que estaba creando para su obra El Silmarillion y lo recicló para El Señor de los Anillos en una época muy posterior, donde sólo quedaban leyendas olvidadas.

 

Un clásico de la literatura univesal

El Señor de los Anillos es una obra sobresaliente. El manuscrito original, debido a su extensión, fue dividido en tres volúmenes: La Compañía del Anillo, Las Dos Torres y El Retorno del Rey. Rápidamente se convirtió en un grandísimo e inesperado éxito, que se mantiene con fuerza en nuestros días. A esto contribuyó la maravillosa adaptación cinematográfica llevada a cabo por Peter Jackson. Pero a pesar de que las películas son extraordinarias es imposible llegar a lo excelso de la novela.

 

Tolkien nos mete de lleno en una historia fantástica repleta de leyendas, mitología, magia y un sinfín de criaturas sobrenaturales. El punto más importante de Tolkien es que nos cuenta una historia de fantasía que nos hace pensar que todo ello pudo haber sucedido  realmente en un tiempo remoto en este mismo planeta. Todo en la historia es creíble y se sustenta bajo una base sólida. Leyendas olvidadas, un antiguo y terrible mal que despierta y amenaza la paz son los alicientes que aderezan la historia.

 

El Señor de los Anillos se transforma en una obra de fantasía mucho más adulta de lo que es El Hobbit. El tono cambia. Ya no se trata sólo de un cuento de aventuras. La novela trata temas universales como el amor, el odio, la guerra, el mal, el bien o la esperanza.

 

El estilo de Tolkien sigue siendo exquisito, meticuloso y ampliamente descriptivo. Te hace sentir que estás dentro de las escenas, que formas parte de la historia y que eres un miembro más de la Comunidad del Anillo.

 

El Ojo de Sauron ha resurgido y es más fuerte que nunca

El Señor de los Anillos es una metáfora de lo peligrosa que puede llegar a ser la tecnología, capaz de quitarnos la voluntad y de lo destructivas que pueden ser cosas tan insignificantes como una bala o un botón rojo si caen en las manos equivocadas. Actualmente resulta revelador, cómo algo tan insignificante como un teléfono móvil puede controlarnos y vigilarnos como si fuese uno de los perdidos Palantir “lo que mira a lo lejos”.

 

Hoy el Ojo de Sauron se esconde en nuestros ordenadores personales o teléfonos móviles, lo saben todo de nosotros: donde estamos en cada instante, qué hacemos, qué nos gusta, qué nos disgusta, en qué nos gastamos nuestro dinero, con quién compartimos nuestro tiempo. Hoy en día todos llevamos un Anillo Único colgado del cuello. Si Tolkien levantara la cabeza sería consciente de que la Sombra nos ha conquistado.

 

 

el hobbit opinion

By Javier Rumego

El Hobbit

Recomendar libros es una tarea complicada. No sólo depende de la calidad del libro sino también de los gustos de la persona a la que se lo recomiendas. Si no te gusta un determinado tipo de literatura es muy difícil que te guste un libro de ese género por muy bueno que sea. Aún así, si hay un libro, uno sólo que tuviera que recomendarte leer o del que me atreviera a darte mi opinión es sin duda, El Hobbit, de J. R. R. Tolkien.

 

El Hobbit es una novela catalogada dentro de la fantasía juvenil, que da pie a una obra mayúscula como es El Señor de los Anillos. Es raro encontrar a alguien, sea o no lector, que no haya oído hablar nunca de esta obra. El Señor de los Anillos se llevó de manera magistral al cine, mientras que El Hobbit no corrió tanta suerte.

 

El Hobbit es una novela independiente a El Señor de los Anillos, y puedes leerla sin necesidad de continuar con la historia (aunque es difícil que lo hagas). Sin embargo, si estás pensando en leer El Señor de los Anillos, te recomiendo encarecidamente que leas antes El Hobbit.

 

El libro que lo cambió todo

El Hobbit es un libro muy especial para mí. Probablemente el más especial de todos, y seguramente se merezca un artículo en el blog mucho más extenso. Todos los que amamos la literatura fervientemente, los que nos dedicamos a escribir y los que nos leéis tenemos un libro que lo cambió todo, un libro que nos inyectó un veneno en la sangre que no tiene cura; en mi caso, ese libro es El Hobbit.

 

Ésta es una novela perfecta para quitarnos muchos de nuestros prejuicios. Hay quien mira de soslayo la literatura juvenil y de fantasía, como si fuesen lecturas menores. El Hobbit es un clásico y una auténtica joya de la literatura universal. Para mí es un libro ideal para leer y releer a cualquier edad, ya tengas doce, treinta o noventa años.

 

Un escritor inimitable

John Ronald Reuel Tolkien era un escritor con una técnica y sensibilidad sobresalientes. Sus textos están cuidados al detalle y su literatura es de gran calidad. Maneja los tiempos y el ritmo a su antojo. Destaca por sus minuciosas descripciones, sin caer en el aburrimiento, y una gran habilidad para la épica.

 

Tolkien usa una estructura clásica en El Hobbit que ya vimos con anterioridad en La Isla del Tesoro. La historia comienza con una visita inesperada que altera la vida de un protagonista tranquilo sin interés por la aventura, que se ve arrastrado a realizar el viaje de su vida en busca de un gran tesoro. Bilbo Bolsón o Bilbo Baggins en su versión original es un personaje maravilloso, un antihéroe que deberá enfrentarse a trasgos, trolls, elfos y un terrible Dragón. Para ello contará tan sólo con la ayuda de su inteligencia, su noble corazón, la amistad de un viejo mago y un grupo de enanos.

 

La creación de un mundo «real»

Tolkien empieza a mostrar en El Hobbit algunas pinceladas de lo que es la Tierra Media, un vasto continente que descubriremos con más amplitud en El Señor de los Anillos. Una de las grandezas de Tolkien es que creó un mundo vivo, llamado Arda, amplio, real y lleno de riqueza, mitología y todo tipo de criaturas. Tolkien fue filólogo y Catedrático de la Universidad de Oxford, lo que le facilitó la creación de diferentes idiomas complejos para dotar de cultura y credibilidad a su mundo.

 

Tolkien no fue el inventor de la literatura de fantasía pero sí fue quien relanzó el género a mediados del siglo XX. Su influencia en este género lo cubre prácticamente todo y sigue muy viva en la actualidad. Sin ir más lejos puedes respirar su influencia en la maravillosa Canción de Hielo y Fuego de George R. R. Martin, quien no se esconde al reconocer la influencia de Tolkien.

 

Cada vez que hablo de El Hobbit me traslado a casa de mis padres, a un viejo sillón que ya no existe, a una juventud que a pesar de mi resistencia se ha ido evaporando sin darme cuenta, pero sobre todo viajo a esa Tierra Media que puedo ver, sentir y oler. Observo a los elfos, que aunque inmortales tampoco pueden luchar contra el paso del tiempo, escucho a Gandalf, paseo por los bosques donde habitan estatuas de trolls, me inquieto ante el brillo de la espada de Bilbo, corro no sé si atemorizado o con un atisbo de esperanza ante Beorn y dialogo con Smaug, el último de los grandes dragones.

 

Sí, si hay un libro que recomiendo leer es sin ninguna duda, El Hobbit.

 

recomiendo leer la casa entre el sorgo
La casa entre el Sorgo
opinion el señor de los anillos
El Señor de los Anillos
el hobbit opinion
El Hobbit